Del Arzobispo Juanito

Empiezo este postito apartándome un poco de mi usual condición bloguera. Para empezar, en lugar de aprovechar el tiempo muerto en mi “chamba” pa escribirlo, simplemente ignoraré la chamba que tengo; para seguir, escogeré un tema de actualidad y no mis pendejadas usuales y, para finalizar, será breve (o esa es la idea). Fuera de esto, no se preocupen, todo lo demás será lo mismo, incluyendo el hecho de que esta lectura no les llevará a ningún lado.

Y es que ayer en la mañana, poco después de ponerme mi desodorante axilar, mientras escuchaba las noticias matutinas oí al locutor decir que el amoroso del Cardenal y Arzobispo Juan Sandoval Iñiguez (creador de frases tan hermosas como: “A quién le gustaría que lo criaran una bola de maricones y lesbianas” y “Las bodas gays me tienen sin pendiente, son minoría”) se hacía bien pendejo con las declaraciones que hizo sobre que los Ministros de la Suprema Corte estaban “maiceados” por aprobar las bodas gays.

Juan Sandoval Iñiguez (mmm, nop, este es Bilbo seducido por el anillo…)
¡A chinga chinga!
Y enfatizo:

¡A CHINGA CHINGA!

Y es que ahora que Ebrard está haciendo desmadres en su contra, resulta que (a quién me recuerda) lo que dijo no es lo que quiso decir, sino que significa otra cosa y además si lo dijo no sirve porque lo que dijo no existe…

He aquí el fragmento del artículo de La Jornada:

“Añadió que, de la misma forma, en su respuesta “Sandoval Íñiguez imputa a los medios de comunicación el posible daño moral causado, ya que fueron ellos (los medios) los responsables de difundir sus palabras”.

Sobre la expresión maicear, Sandoval señaló que “no es un concepto jurídico ni tampoco una palabra que amerite una sola interpretación; es una expresión de origen popular y por tanto encuentra tantas interpretaciones como personas que la empleen, o tantas interpretaciones como las que le den los receptores de esa expresión”, indicó.
De acuerdo con la respuesta del cardenal, “el vocablo maicear no tiene una sola interpretación, así que es de la exclusiva responsabilidad, decisión o carácter del intérprete, el sentido que se le quiera dar a dicha palabra. Así de sencillo”, señaló la consejería.”

Juan Sandoval Iñiguez (tampoco, este es John Belushi…)

JA

Y es que bueno, cada quién puede tener su opinión y si el Arzobispo tiene pedos con los gays y sus bodas, puede tenerlos y serán muy suyos, y si quiere criticar y exponer argumentos en contra, adelante, pero lo que si creo es que debe hacerlo con conocimientos fundamentados, respeto y dialogando, otra cosa es andar insultando y calumniando a la gente nomás por sus robustas bolas.

Claro que yo, pobre pecador, nunca he sido llamado por Dios, no es mi misión salvar almas, no creo ciegamente en una religión que predica el amor y nunca tomarán mi opinion para elegir un papa, así que bien puedo equivocarme.

Juan Sandoval Iñiguez (no, papá de Victoria en el cadaver de la novia ¡Shit!)

Pero el buen Juanito ya se la peló, porque, en un acto de suprema pendejes, declaró en una entrevista con Sergio Sarmiento en su programa de Radio ( y que yo escuché con estas orejas que se comerán los gusanos) lo siguiente:

“(Los ministros) no tienen otro motivo para aprobar lo que aprueban más que les den dinero”. Cuando le pregunta el locutor si no pensaba que los ministros pudieron votar como lo hicieron por pensar que la decisión era correcta, el cardenal respondió: “No creo que vayan a pensar eso… nunca van a pensar eso, que es correctamente jurídico.”-

Ay Juanito, si serás…

Juan Sandoval Iñiguez (Winston Churchill, me acerco)

Y que conste que yo no digo que todos los homosexuales sean excelentísimas personas o padres inmaculados, simplemente digo que son seres humanos, algunos serán buenos, otros malos, pero nada tendrá que ver si les gusta jugar espaditas o no.

Ahora que, siguiendo sus pasos, yo también me puedo poner a generalizar, a ver… Iñiguez es un sacerdote… también Maciel lo era… también los de la Santisisísima Inquisición… también los que decían que los negros no tenían alma… O mejor aún, puedo proponer que, por simple curiosidad, les cortemos el miembro a todos los sacerdotes de México, total, si arman pedos pus son minoría y además para lo que lo utilizan (o debeían utilizar) con un agüjerito es más que suficiente.

¡Gran estrategia mi señor Arzobispo!

Juan Sandoval Iñiguez (El polivoz, aún no pero casi…)

Tomemos unos segundos para acordarnos que Johnny es Cardenal: “eclesiástico de alto rango de la Iglesia Católica, es el más alto título honorífico que puede conceder el Papa”; y Arzobispo:  “un prelado que goza, en virtud de antiguos privilegios relacionados a su diócesis o de una decisión pontificia, de una dignidad superior a la de un simple obispo”.

O sea es uno de los fregones… ESE es de los fregones…

Y para terminar, haciendo acto supremo de mi libertad de expresión, he aquí mi opinión del tal Sandoval: Creo firmemente que es un hijo de su repinche zorra madre que no tiene los huevos para sostener sus pendejadas.

Claro que si algún día lees esto, mi Juanito (que de seguro ha de estar muy pendiente a mi blog), no te me vayas a ofender, porque lo que quise decir que tu mamá es un canino cuadrúpedo de pequeño tamaño que ayuda en las cocinas y que no cuentas con el sustento y protección del embrión en los animales ovíparos para sostener… (lo último puedes interpretarlo como gustes ya que no existe como concepto jurídico).

¿Mis fuentes? Pues fíjate que un arcángel se me apareció en un sueño (“…la paz sea contigo, el señor me envía a decirte y todo eso…) y me lo confesó todo… ¿Si me crees verdad? Ya ha sucedido.

Y en última instancia no será mi culpa haberlo dicho, sino el culero que creo el wordpress, el irresponsable que desarrolló el Internet, la hijoputa sociedad que creo la escritura y, en última instancia, usted, por leerlo.

Juan Sandoval Iñiguez. (¡Este si! :D)

Anuncios

3 comentarios to “Del Arzobispo Juanito”

  1. Isaac Says:

    Pues bien sabemos que los representantes de dIOS -quien (¿o qué) a pesar de ser omnipotente, eterno, omnipresente y para acabar pronto: el mero Rey de los Chingones, necesita a alguien que hable por él, administre sus negocios y riquezas en la tierra- pues no son lo que se podría llamar lumbreras de sabiduría o prudencia. Es un hecho que el protagonista de tu post llorará amargamente al leer cuan poco condescendiente eres con su persona. Y saberte provocador de ese llanto es algo -si es que te conozco bien, y sé que lo hago- que te hará sentir muy, pero muy mal. Pero aquí estoy yo, para hacerte sentir bien, y sin duda te consolará saber que el protagonista de tu post tiene más dinero, poder, mujeres, drogas de verdadera calidad, amigos, conectes, viajes, y lujos que los que tú en tu atea vida jamás tendrás. Ahora que has reflexionado en la gran vida que tiene, ha tenido, y sin duda tendrá al tener palanca con Jesús, Nuestro Señor, límpiate esas lágrimas y alégrate al recordar que como él, todos somos hijos de dios. P.D. John Belushi no era un criminal Nazi, su único delito fue ser buena onda.

  2. gabriela Says:

    Es bastante comun que la gente hable sin fundamentos. Sin embargo él es una figura pública que puede influir enormemente en las opiniones de muchas personas. Bastante triste. Creo que has mejorado en tus escritos. Sigue así y pronto hablare con alguna editorial para que te publiquen. ya que tus cuates leen weblog deberias hacerles una invitación a que donen alimentos para los personas de veracruz y oaxaca. Te puedes ayudar un poquito leyendo la jornada semanal del domingo 17 de octubre. Creo que la sección se llama las rayas de la cebra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: