De propaganda política

Entre las muchos cambios ojetes que ha generado esta maldita crisis mundial en mi chamba, la más manchada, por mucho, es que últimamente (¡háganme el chingado favor!) hemos tenido que, de hecho, trabajar. Esto, además de quitarme horas de sueño, me ha impedido dedicarle mucho tiempo a este blogazo de mis entrañas.

De cualquier manera, ocuparé un pequeño intervalo entre una chamba y otra para añadir 3 intervenciones que serán breves pero, espero, harto chingonas. Aquí está la primera de ellas.

Enjoy!

Entre las muy variadas formas de expresar el odio a la propaganda política, decidí atacarlas con este post en lugar de pintar miembros masculinos en las bocas de los candidatos que sonríen en los carteles (que era mi primera opción), puesto que es más rápido y menos cansado, además de poder enfocarme en la propaganda radiofónica.

Hablaré de los 3 spots que me parecieron más mierderos (decisión harto compleja) en los que se incluyen dos de los 3 grandes y, pero como chingados no, el verde. 

Empezaremos con el nunca bien ponderado PRI y su bonito comercial cuyo contenido no recuerdo (de seguro por que era muy trascendente) pero que al final sale una parejita (cuya voz te hace pensar que son jóvenes, pero lo mismo pensé de la que hacía la voz de Lisa Simpson) y que exclaman muy a toda madre: “PRI, experiencia probada, nueva actitud”.

Y bueno, creerán que somos pendejos. Quiero pensar que la muy chingona experiencia de la que hablan es alguna otra que no la que nos ha tenido en la misma mierda (si no es que nos ha enterrado más en ella) desde varias décadas atrás y que hará por el país todo lo que nunca ha podido hacer. En cuanto a la nueva actitud… ¡porqué no creerles! Es de suponer que, ante el monumental (y por demás cagado) fracaso de mi tocayito Madrazo, todos los pristas se hayan sentado en una gran mesa comiendo tamales de dulce y hayan reflexionado: “Oigan, no mamem, pinche actitud culera que tenemos, ora si nos la mamamos, y si… no sé… ¿cambiáramos nuestra actitud?” “¡Pero claro!” – responden todos con alegre entusiasmo-. Acto seguido, se toman de las manos y con grandes sonrisas empiezan a cantar “Hazme un mundo de caramelo/Llena el aire con algodón/Que los dulces caigan del cielo/Las estrellas piñatas son…”

Muy plausible…

Después tenemos a la niña del PRD. O sea… ¿Qué pedo con la niña del PRD….? Es muy cierto que muchos de nosotros (acúsome) tenemos el mismo conocimiento en política que una niña de unos 10 años, pero creo que no es justificación suficiente para pretender que una niña sonriente nos parecerá una poderoza razón social para votar por ellos, aunque, eso sí, dicha niña muy probalmente tenga más sentido común que la de RBD que no es ni Dulce María ni Anahí que sale en las propagandas de los genios intelectuales que conforman el Partido Verde.

Definitivamente las mejores propagandas son las del PV y sus verdaderamente innovadoras propuestas de regalar cursos de computación e inglés cuando con trabajos podemos hablar español y meter la dirección de youporn en el buscador; aprobar la pena de muerte en nuestro chingonsísimo sistema judicial que nunca comete errores como darle 60 años de cárcel por secuestro a dos mujeres indígenas que retuvieron media hora a los policías que se las estaban madreando y dar vales de medicamentos sin explicar si las todas misericordiosas farmacéuticas las van a dar de a grapa nomás por sus robustos huevos y porque son rete buen pedo o las pagarán con dinero que seguramente se sacarán del culo, porque, claro, si no hay dinero para las mierderas medicinas del imss que se deshacen en la lengua y saben a caca, seguro habrá para las chingonas.

De esta última, por cierto, se hace referencia en mi predilecto spot publicitario donde una bonita familia mexicana está pasándola de huevotes en su casa después de que su jefe, con aire de suficiencia, dice al final palabras más palabras menos: “porque, si no tienen la medicina, ¡ahora tendrán que pagárnosla!” cosa que genera una risa hilarante en toda la familia que, seguramente, encuentra cagadísimo que su jefa se esté muriendo de dolor.

 

La verdad es que no tengo los conocimientos suficientes para criticar a fondo las propuestas (¿propuestas?) políticas de los diferentes partidos, pero lo que si tengo es sentido común para decirles, respecto a su publicidad y desde el fondo de mi corazón, ¡NO MAMEN!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: