Archive for 3 julio 2009

De los mails cadena

julio 3, 2009

Bueno pus con este post (espero que ahora si breve) termino la trilogía que prometí hace dos posts y que, estoy seguro, esperaban con ansia, no porque sea la conclusión de los otros sino porque, espero, aún guste alguien de leer mis pendejadas (en caso contrario, estoy hablando solo) .

De los muchos y variados mails cadena que me llegan semanalmente (no soy suficientemente popular para que me lleguen a diario) hay unos que constantemente me hacen sonreír. Y no estoy hablando de los que envían chistines ni imágenes de gente haciendo pendejadas, estoy hablando de aquellos que tienen un contenido altamente esotérico. Así es, me refiero a esos que te invitan a enviarlos a los 34523 contactos que tienes en 3.6 segundos antes de que te quedes sin dinero, se te caigan los huevos, seas impotente el resto de tu vida, nunca encuentres el amor, la mierda te salga morada o alguien llegue y te saque los ojos para después metértelos por el culo.

Por supuesto no todo es amenaza, si envías los correos serás feliz por el resto de tu vida, aparecerá el nombre de la persona que te ama, nunca más tendrás que ir al baño, a las 6:45 con 34 segundos recibirás la llamada del amor de tu vida para decirte que te sacaste la lotería y eres 10 cm más hombre.

En cuanto a mí, como me gusta vivir al borde del peligro, nunca reenvío ni madres y (de manera por demás sorprendente) aún sigo aquí, muy enamorado, ni pobre ni rico y con mi fisionomía completa. Seguro soy la excepción que confirma la regla…

Lo verdaderamente curioso de todo esto y que me parece particularmente jocoso, son los mensajes que te ponen al final:

“¡ATENCIÓN! aún si eres escéptico y no crees en estas cadenas, tienes que enviarlas o algo malo te sucederá. En 1999, Carmela Gómez Zubicaray no contestó esta cadena y le dio lepra, hepatitis D, cáncer de próstata (porque le creció una solo para este fin) y un piano le cayó encima cuando defecaba en medio del desierto de Sonora. Aún si no crees en esto tienes 24 horas para mandarlo, esto es real, esta cadena es muy poderosa y aunque nunca contestes éstas cadenas, tienes que contestar ésta…”

Y similares.

Y pues bueno… ¿que rechingados?. ¿Qué, me pregunto hoy, reputísimas madres creen que haremos los escépticos, los que nos valen madres las cadenas, los que en nuestra pinche vida hemos contestado algo así, cuando leamos esto?

“MMMMta madre, otra de éstas cadenas pendejas, la voy a borrar justo ahor… espera… que dice aquí al final… ¡A NO MAMES! esta no es una cadena como las otras, ¡ESTA SI SUCEDERÁ! A ver, no, espera, tranquilízate, lee bien… no no no, aquí lo dice clarito, NO MAMES NO MAMES NO MAMES, tranquilízate, todavía tienes tiempo, ahorita la mando en putiza… ¡AY CABRÓN! se la tengo que mandar a 50 contactos y solo tengo 45, ¡YA ME CARGO LA CHINGADA! Ya se, mis primos, de seguro tienen correo, ahorita les marco y…”

Algo así me figuro que esperan que pensemos.

Otra cosa curiosa son los mails de amistad, en powerpoint o en el mail mismo, que están llenas de cosas dulces, tiernas, emotivas y a veces vomitivas. Y bueno, en éstas no habría nada de malo, considerando que todas dicen más o menos lo mismo, si no fuera porque, algunas de ellas, terminan con un alto grado de chantaje emocional.

“Mándaselo a todas aquellas personas que consideres tus verdaderos amigos, incluyendo al que te la mandó. Espero me la envíes, aunque, si no lo haces, lo comprenderé.  Si me consideras tu amigo, estoy seguro que me la mandarás, pues la amistad es lo más importante…”

Uh que la chingada, ora resulta. En fin, como ya lo habrán supuesto, tampoco contesto nunca este tipo de mails, pues, y quizá diga una barbaridad, para mí es más importante estar para un amigo cuando lo necesite, quererlo y respetarlo, que andar dándole click a un botoncito para llenarle su bandeja de entrada de amenazas y lugares comunes. Pero bueno, quizá solo soy yo.

Como sea, hasta ahora me han comprendido bastante bien, ya que aún tengo amigos y, cosa curiosa, estos correos me siguen llegando.

Anuncios

De las películas de Ana Claudia

julio 2, 2009

En esta breve (espero) intervención bloguera, volcaré todo mi sentido analítico en algo que me tiene muy intrigado (espero a ustedes también) sobre aquella bella actriz mexicana llamada Ana Claudia Talancón (espero esté bien escrito, soy demasado huevón para googlearla).

Si bien no conozco la trayectoria fílmica completa de esta bienamada actriz que, junto con los carnalitos bichir, ha actuado en el 94.2% de las películas mexicanas, si he notado que, en al menos 4 o 5 de sus últimas películas, ha tenido a bien salir en papeles donde, de alguna u otra manera, termina encuerada (y no es que me moleste).

Y, pregúntome yo, ¿será condición necesaria para que Anita salga en una película que tenga que encuerarse? Espero que sí.

Los guiones han de ser algo así:

 

“EL DESTINO INCIERTO”

Escena 1

Finales del Siglo XIX en una casa de la alta sociedad mexicana sobre paseo de la reforma. La duquesa de Francia toma el té mientras espera, impaciente, a su hija que se ha casado, contra sus deseos, con un importante empresario mexicano. El ama de llaves entra con una bandeja de bizcochos, se escucha el llanto de un niño, Ana Claudia Talancón se encuera.

ó

“En el campo de Flores”

Escena 1

Cama del hospital metropolitano, la familia reunida alrededor de la abuela moribunda, amada por todos. El hijo mayor, con el seño fruncido y el porte elegante, solloza quedamente en un rincón del cuarto. Su hermana menor, con sus dos hijos pequeños, se acerca a la cama para despedirse con un beso, los niños le besan la mano a su abuela por última vez, Claudia Talancón se encuera.

 

En tanto que las propuestas para interpretar un papel han de parecerse a esto:

Productor: Fíjate Claudia que este papel es muy bello, es una maestra de primaria que sueña con una escuela solo para niños pobres, todo empieza en…

Claudia: ¿Cuantas escenas de desnudos hay?

P: No, para nada, toda la película se desarrolla en la escuela donde ella…

C: ¿Se encuera?

P: Este… no, tienes que actuar con niños constantemente, entonces pues ellos…

C: ¿La encueran?

P: Pues… no… o sea es una historia infantil, no hay escenas de desnudos…

C: ¿Este… o sea como?

P: Si, no hay necesidad de quitarse la ropa.

C: Lo siento… es que no… yo no comprendo no…

P: No te encueras pues…

C: ¿Nunca?

P: Puessss… nnop…

C: Pero igual y ella podría meterse a su oficina y quitarse la blusa.

P: Pues si, de poder puede… pero pues no veo la necesid…

C: ¡Gracias por su oferta!

P: Espera, no te vayas déjame que…

C: ¡Gracias!

 

Y si no es así, ¡debería!

De propaganda política

julio 1, 2009

Entre las muchos cambios ojetes que ha generado esta maldita crisis mundial en mi chamba, la más manchada, por mucho, es que últimamente (¡háganme el chingado favor!) hemos tenido que, de hecho, trabajar. Esto, además de quitarme horas de sueño, me ha impedido dedicarle mucho tiempo a este blogazo de mis entrañas.

De cualquier manera, ocuparé un pequeño intervalo entre una chamba y otra para añadir 3 intervenciones que serán breves pero, espero, harto chingonas. Aquí está la primera de ellas.

Enjoy!

Entre las muy variadas formas de expresar el odio a la propaganda política, decidí atacarlas con este post en lugar de pintar miembros masculinos en las bocas de los candidatos que sonríen en los carteles (que era mi primera opción), puesto que es más rápido y menos cansado, además de poder enfocarme en la propaganda radiofónica.

Hablaré de los 3 spots que me parecieron más mierderos (decisión harto compleja) en los que se incluyen dos de los 3 grandes y, pero como chingados no, el verde. 

Empezaremos con el nunca bien ponderado PRI y su bonito comercial cuyo contenido no recuerdo (de seguro por que era muy trascendente) pero que al final sale una parejita (cuya voz te hace pensar que son jóvenes, pero lo mismo pensé de la que hacía la voz de Lisa Simpson) y que exclaman muy a toda madre: “PRI, experiencia probada, nueva actitud”.

Y bueno, creerán que somos pendejos. Quiero pensar que la muy chingona experiencia de la que hablan es alguna otra que no la que nos ha tenido en la misma mierda (si no es que nos ha enterrado más en ella) desde varias décadas atrás y que hará por el país todo lo que nunca ha podido hacer. En cuanto a la nueva actitud… ¡porqué no creerles! Es de suponer que, ante el monumental (y por demás cagado) fracaso de mi tocayito Madrazo, todos los pristas se hayan sentado en una gran mesa comiendo tamales de dulce y hayan reflexionado: “Oigan, no mamem, pinche actitud culera que tenemos, ora si nos la mamamos, y si… no sé… ¿cambiáramos nuestra actitud?” “¡Pero claro!” – responden todos con alegre entusiasmo-. Acto seguido, se toman de las manos y con grandes sonrisas empiezan a cantar “Hazme un mundo de caramelo/Llena el aire con algodón/Que los dulces caigan del cielo/Las estrellas piñatas son…”

Muy plausible…

Después tenemos a la niña del PRD. O sea… ¿Qué pedo con la niña del PRD….? Es muy cierto que muchos de nosotros (acúsome) tenemos el mismo conocimiento en política que una niña de unos 10 años, pero creo que no es justificación suficiente para pretender que una niña sonriente nos parecerá una poderoza razón social para votar por ellos, aunque, eso sí, dicha niña muy probalmente tenga más sentido común que la de RBD que no es ni Dulce María ni Anahí que sale en las propagandas de los genios intelectuales que conforman el Partido Verde.

Definitivamente las mejores propagandas son las del PV y sus verdaderamente innovadoras propuestas de regalar cursos de computación e inglés cuando con trabajos podemos hablar español y meter la dirección de youporn en el buscador; aprobar la pena de muerte en nuestro chingonsísimo sistema judicial que nunca comete errores como darle 60 años de cárcel por secuestro a dos mujeres indígenas que retuvieron media hora a los policías que se las estaban madreando y dar vales de medicamentos sin explicar si las todas misericordiosas farmacéuticas las van a dar de a grapa nomás por sus robustos huevos y porque son rete buen pedo o las pagarán con dinero que seguramente se sacarán del culo, porque, claro, si no hay dinero para las mierderas medicinas del imss que se deshacen en la lengua y saben a caca, seguro habrá para las chingonas.

De esta última, por cierto, se hace referencia en mi predilecto spot publicitario donde una bonita familia mexicana está pasándola de huevotes en su casa después de que su jefe, con aire de suficiencia, dice al final palabras más palabras menos: “porque, si no tienen la medicina, ¡ahora tendrán que pagárnosla!” cosa que genera una risa hilarante en toda la familia que, seguramente, encuentra cagadísimo que su jefa se esté muriendo de dolor.

 

La verdad es que no tengo los conocimientos suficientes para criticar a fondo las propuestas (¿propuestas?) políticas de los diferentes partidos, pero lo que si tengo es sentido común para decirles, respecto a su publicidad y desde el fondo de mi corazón, ¡NO MAMEN!